Píldoras de Historia

11/03/2017

Imagen

El 12 de marzo de 1947, hace ahora 70 años, se levantó el acta previa de expropiación de la Torre del Infantado de Potes para convertirla en nueva sede del Ayuntamiento de Potes. Veámoslo.

La Torre había pertenecido desde el siglo XV a la familia de los Duques del Infantado (primero, marqueses de Santillana), de los que tomó el nombre. Fue en 1868 cuando Mariano Téllez Girón y Beaufort Spontin, XV Duque del Infantado, vende la torre a particulares y pasa a ser utilizada sucesivamente como cárcel, como casa de un zapatero, y, ya deshabitada, como panera de trigo y maíz y fábrica de aguardiente. A finales del siglo XIX su propietario era, según Ildefonso Llorente, "un rico propietario" de Turieno, que como panera la tenía, del cual debió pasar -desconocemos si por compraventa o herencia- a Eduardo Sánchez, de Naroba.

Es éste quien aparece como propietario allá por 1921 y 1922, cuando publica durante varios meses en La Voz de Liébana un anuncio que dice: "Se vende en Potes, la Torre del Duque del Infantado, conocida por la Torre de la Cárcel", remitiendo para conocer más detalles a su propietario, Eduardo Sánchez, en Potes y Naroba.

Pese a estos anuncios no se vendió y en 1947, al producirse la expropiación, son Eduardo Sánchez y Teresa María Sánchez Cueto quienes aparecen como afectados en el anuncio de la expropiación publicado en el Boletín Oficial del Estado del 21 de febrero (ver). En él se describe el inmueble como una "casa de habitación y tienda, conocida con el nombre de "Torre del Infantado" o de "Orejones de la Lama", con otra casita unida y un terreno cercado y cerrado sobre sí, señalada con el número 4; linda por delante, con la calle de la Independencia; derecha y espalda, camino que baja al río, y por la izquierda, callejón de servidumbre a la casa número 6, y mide todo ello 513,87 metros cuadrados aproximadamente".

Como vemos, se habla de una tienda, lo que nos indica otro de los usos a que fue destinada hasta entonces.

Imagen

¿Quién realiza la expropiación? La Dirección General de Regiones Devastadas. Recordemos que buena parte de Potes fue destruida por las fuerzas republicanas al retirarse durante la Guerra Civil por lo que, terminada ésta, fue "adoptada por el Estado en Decreto de 7 de octubre de 1939", de modo que se encargó a la citada Dirección General la reconstrucción. Se pensó entonces en la Torre como sede del Ayuntamiento, llevándose a cabo las obras según proyecto del arquitecto Juan José Resines del Castillo.

La Torre experimentó importantes cambios. Su interior fue sustituido por una estructura de hormigón y piedra; se abrieron grandes huecos en su fachada con la apertura de nuevas ventanas; se tapiaron otras; el entorno se modificó, derribando la "casita" unida a ella, sustituyendo la rampa lateral de acceso (que se aprecia en la foto, compartida hace un par de años por César Gutiérrez, que adjuntamos) por unas grandes escalinatas frontales...

La Torre se convirtió en el nuevo ayuntamiento que fue inaugurado el 5 de marzo de 1949. También acogió el Juzgado.

Hoy, como se sabe, perdidas sus funciones municipales, tras la reforma experimentada entre 2001 y 2008, su uso ha pasado a ser el de centro de exposiciones y centro museístico sobre la obra de Beato de Liébana, además de servir de mirador de la Villa y su entorno.


Compartir en Imagen Imagen

También en esta sección: