Noticias de Liébana


"LA" LIÉBANA

28/03/2017

Imagen

Cada vez es más frecuente escuchar "La Liébana" para referirse a nuestra comarca. Alguna emisora de radio de Cantabria todos los días al dar las previsiones meteorológicas, por ejemplo, utiliza la expresión con el artículo. Históricamente, sin embargo, nunca se utilizaba como lo demuestran, sin ir más lejos, denominaciones como "Santo Toribio de Liébana" (no "de la Liébana") o "Beato de Liébana".

Otra muestra de que no se utilizaba el artículo está, simplemente, en los títulos de los grandes libros escritos sobre la comarca por lebaniegos. Así, Matías de Lamadrid publica en 1836 "Memoria sobre los grandes montes y demás riqueza de Liébana"; Ildefonso Llorente, en 1882, "Recuerdos de Liébana"; en 1913, la obra colectiva "Liébana y los Picos de Europa" y así podríamos seguir hasta, por ejemplo, Eduardo García de Enterría, que en 2006 publica "Liébana, tierra para volver". Como vemos, a ninguno se le ocurrió poner "La Liébana", como tampoco a los que dieron el nombre a periódicos de la comarca como "La Voz de Liébana", "Luz de Liébana" o "Liébana Mensual".

Durante toda la Edad Moderna esto fue la "Provincia de Liébana" (no "de La Liébana") y así se recoge en toda la documentación de la época (a modo de ejemplo, valga la imagen de un texto de 1711 que acompañamos). Y como "Liébana", sin artículo, aparece en los grandes diccionarios geográficos que tanto proliferaron en la España del siglo XIX, como en el de Madoz, el más conocido de todos ellos, o el de Miñano. Y en estos diccionarios sí que ponían los artículos en topónimos que los utilizaban.

Fue en una de estas publicaciones interesadas en la geografía donde apareció, creemos que por primera vez, "La Liebana", pero ello tiene su explicación. Se trata del "Itinerario descriptivo de las Provincias de España", publicado en 1816 en Valencia como «Traducción libre del que publicó en francés Alexandre Laborde en 1809». En francés, como se sabe, los nombres de países llevan artículo (la France, l’Espagne...), de modo que es normal que Alexandre Laborde, cuando se refirió a Liébana, escribiera "La Liebana". Lo que no es normal, y sólo el desconocimiento del traductor (hasta cierto punto, lógico en aquella época) justifica, es que en la edición castellana se mantuviera así y sin la tilde.

Por tanto, esa primera aparición del nombre de la comarca precedido del artículo tiene su explicación lógica, que demuestra que fue error de traducción. Posteriormente, con el paso del tiempo y, como decíamos al principio, en especial últimamente, cada vez ha proliferado más. Sin embargo, queda claro que, históricamente, y sobre todo para los lebaniegos, el nombre de la comarca siempre ha sido "Liébana" a secas, sin artículo.


Compartir en Imagen Imagen

También en esta sección: